Los cactus colgantes cada vez son más populares. Los podemos encontrar cestas colgantes, encima de pedestales y hasta en jardines verticales. En este articulo encontraras, los tipos de cactus colgantes mas vistosos e interesantes, que harán de tu jardín un lugar encantador y con estilo.

Como casi todos los tipos de cactus, los cactus colgantes están cubiertos de espinas, unos mas y otros menos. También habrán temporadas en las que desplegaran flores hermosas y muy llamativas, lo que los convierten en un elemento decorativo cada vez más popular.

Vamos a ver algunas de las características y cuidados necesarios de estos tipos de cactus.

  1. Aporocactus Flagelliformis (Cactus de cola de rata)

Cola de rata

Originario de México, se puede cultivar en interiores y al aire libre. El cactus de cola de rata tiene tallos largos que cuelgan y enrollan, y puede crecer hasta 3 pies (1 m) de largo. Los tallos tienen espinas finas y diminutas que casi parecen pelos. Las flores son hermosas, de color rosa brillante o rojo. Estos se cultivan mejor en macetas colgantes o en una maceta alta con espacio para que los tallos altos se extiendan y crezcan.

Estos son fáciles de reproducir a partir de esquejes de tallo. Requieren luz brillante y un sustrato para cactus que drene bien. Deberás regarlo cuando el suelo esté seco.

  1. Echinopsis Chamaecereus ( Cactus Cacahuete)

cactus cacahuete

Originarios de Argentina, estos cactus crecen en grupos de tallos en forma de dedos, alcanzando aproximadamente 10 cm de largo. Los tallos están cubiertos de pequeñas espinas blancas que son suaves y erizadas.  Producen grandes flores de color rojo anaranjado brillante. A estos cactus les va bien en macetas colgantes por tallos que se ramifican libremente.

Proporciona un sustrato para macetas que drene bien. Riega solo cuando la parte superior de la tierra esté seca. Riégalos más durante los meses calurosos de verano y mantenlo seco durante los meses de invierno.

  1. Hildewintera Colademononis (Cactus cola de mono)

cona de mono

También conocidos como Cleistocactus Winterocereus, estos cactus son nativos de Bolivia. Crecen erguidos al principio, luego se van cayendo a medida que maduran. Pueden crecer hasta 8 pies (2.5m) de largo. Los tallos son de color verde claro y están completamente cubiertos de espinas peludas largas, suaves y blancas. Estos cactus son de naturaleza epilítica, lo que significa que crecen en las rocas. Se agrupan en la base y se ramifican a medida que crecen. Producen flores de color rojo brillante o magenta.

Necesitan un suelo con buen drenaje y una ubicación luminosa, pueden tolerar el sol directo. Riega un poco más durante los meses más cálidos y mantenlo seco en invierno.

  1. Schlumbergera (Cactus de navidad)

cactus de navidad

El cactus de Navidad o Santa Teresita, es originario de Brasil. Es un cactus bastante resistente y de cuidado fácil, tolera la poca luminosidad, pero deberás proporcionarle mucha luz (no sol directo) para ayudarla a florecer. Tiene tallos verdes colgantes, aplanados y de bordes dentados. Sus flores suelen aparecer en diciembre, son tubulares y de color rojo, rosa, banco o naranja.

Requieren de un riego moderado, por lo que deberás proporcionarle un sustrato abonado pero con buen drenaje. Deberás mantener la tierra húmeda pero no encharcada, para evitar que se pudran las raíces.

  1. Lepismium Cruciforme

Lepismium cruciforme

Es un cactus epifítico selvático, nativo de Argentina, Brasil y Paraguay. Muy similar a las especies de Rhipsalis. Tiene tallos largos y carnosos que se retuercen a medida que crecen y pequeñas espinas blancas y peludas a lo largo de los tallos. Las plantas pueden llegar a ser de color rosa sólido a casi morada cuando están en pleno sol. Crece muy bien en una cesta colgante o en una maceta alta. Es una planta bastante vistosa y su tolerancia a la sombra la hace una buena opción decorativa para interiores.

Esta planta necesita riego regular y puede resistir climas bastante húmedos. Sin embargo, al mantenerla en la sombra debemos procurar no excedernos con el riego.

  1. Rhipsalis Monacantha

Pfeiffera monacantha

Al igual que el cactus anterior es de tipo epifítico, es decir, que crece en las rocas. Originario de Argentina, Bolivia y Brasil. Tiene tallos que nacen en forma triangular, y luego al madurar se hacen chatos y cuelgan. Es de color verde cuando esta en buenas condiciones, pero puede tornarse de color rosa cuando se estresa. Sus flores son de color naranja intenso, las frutas del mismo color, pueden permanecer decorando los tallos por varios meses.

Es bastante popular como planta de interiores, pero necesitara buena iluminación para estimular el florecimiento. No es muy resistente a la sequía, por lo que deberás mantener el sustrato húmedo pero sin encharcarlo, evitando la proliferación de hongos y pudrir sus raíces.

  1. Cleistocactus Winteri (Cola de rata dorada)

Clestocactus Winteri

Este tipo de cactus colgante o rastrero, es nativo de Argentina y Uruguay. Crece en forma de tallos largos de forma cilíndrica, con tendencia a enrollarse. Sus espinas son de un máximo de 2mm y son de color dorado. Suele florecer al final del verano, mostrando flores tubulares rosadas o naranjas. Puede ser cultivado en macetas colgantes o en de forma rastrera en macetas no tan altas. Puede exponerse al sol directo, pero se crece mejor en semisombra.

Estas plantas requieren de un sustrato con buen drenaje, siendo propensa a pudrirse en la base si el riego es excesivo. También es conveniente usar macetas no tan altas, para evitar la acumulación de humedad, pero manteniendo suficiente sustrato para brindarle estabilidad.

¿Ya has elegido cual colocar en tu jardín? Seguramente todos quedarían perfectos, y ahora tendrás una mejor idea de cómo cuidarlos.