Cactus

Los cactus son plantas bastante raras cuando te detienes a pensarlo. No se ven particularmente exuberantes, como la mayoría de las plantas de interior, y su aspecto austero y rígido los hace ver un poco extraños, de hecho, han habitado en el planeta durante 35 a 40 millones de años, mucho más tiempo que los humanos. Descubre todo el mundo que rodea al cactus de la manera más sencilla, y todo en una sola web. 

¡Hablemos de cactus!

Qué es un cactus?

El cactus es un tipo de planta que puede almacenar grandes cantidades de agua (son suculentas) y sobrevivir en hábitats extremadamente calientes y secos, pertenecen a la familia Cactaceae,  al orden de plantas florecientes Caryophyllales con más de 2.200 especies y unos 180 géneros, siendo México el lugar donde crecen los cactus más variados albergando la gran mayoría de especies.

Debido a su atractiva morfología, los cactus se pueden encontrar hoy en día en todo el mundo. La recolección excesiva y la pérdida de hábitat son amenazas importantes para la supervivencia de los cactus en el medio silvestre. Ciertas especies están catalogadas como en peligro, pero afortunadamente, el comercio de la mayoría de las especies de cactus está prohibido por ley.

Características del cactus

A nivel general, los cactus tienen muchas características en común con otras plantas. Poseen clorofila y producen azúcar combinando dióxido de carbono y agua a través de la fotosíntesis. Tienen flores verdaderas, se reproducen sexualmente a través de semillas y tienen raíces que absorben el agua. Por otro lado, los cactus tienen una serie de características que los hacen bastante diferentes, al menos superficialmente, de otras plantas con flores. Muchas de estas características son adaptaciones para sobrevivir a la sequía.

espinas de cactus

En botánica, el término “suculenta” se refiere a las plantas tolerantes a la sequía que tienen tejidos modificados para el almacenamiento de agua. la gran mayoría de los cactus son también suculentas, adaptados a la vida en las regiones áridas.

La falta de hojas es otra característica de conservación del agua de los cactus. Normalmente, los cactus tienen espinas afiladas en lugar de hojas, las espinas, que son hojas modificadas, protegen el tallo jugoso y lleno de agua de los animales sedientos del desierto.

Tipos de cactus

Los cactus son muy variados, tienen muchas formas diferentes y se encuentran en todo el mundo. La familia de los cactus consiste en unos 180 géneros,  de los cuales casi todos se encuentran en el Nuevo Mundo. Algunos tipos son nativos de los bosques tropicales y otras áreas tropicales o subtropicales. Muchos tienen tallos fotosintéticos suculentos y hojas reducidas que a menudo se modifican como espinas. Las flores son típicamente llamativas con numerosos pétalos. 

Pero ¿Cuántos tipos de cactus hay?

Actualmente existen alrededor de 2.200 tipos diferentes de cactus.

Los cactus se pueden clasificar y ordenar según su genero y subgéneros, pero lo habitual es que se agrupen según sus características físicas o propiedades mas destacadas:

  • Cactus sin Espinas
  • Cactus con Espinas
  • Cactus que Florecen
  • Cactus Alucinógenos
  • Cactus Columnares
  • Cactus Redondos
  • Cactus Planos
  • Cactus Gigantes
  • Cactus Miniatura
  • Cactus Colgantes
tipos de cactus

Cómo cuidar un cactus 

cactus cuidadosEl hábitat nativo de la mayoría de los cactus y suculentas es un desierto. Por lo tanto, por cómo crecen los cactus será mejor colocarlos en zonas soleadas, buen drenaje, altas temperaturas y baja humedad. Para cuidar de un cactus y una suculenta, es mejor tratar de recrear su hábitat natural, por eso vamos a tomar en cuenta tres factores: Luz, temperatura y ventilación.

Los cactus necesitan sol y las suculentas también, ambas prosperan con buenas fuentes de luz, y es mejor colocar los cactus y las suculentas en un lugar soleado. Una posición orientada al sur proporcionará buena luz solar.  Sin embargo, tenga cuidado de no exponerlas a la luz directa del sol, ya que la luz intensa puede hacer que las plantas adquieran un color amarillo. La luz óptima depende de la variedad de cactus y suculentas que usted esté cultivando.

Cómo mantener un cactus durante los meses de otoño e invierno, lo mejor es que las plantas se mantengan frescas por la noche con temperaturas que oscilan entre los 8°C y los 10°C.  En primavera y verano las plantas necesitan una buena ventilación, pero sobreviven a altas temperaturas.

Tierra para cactus

¿Qué tierra necesitan los cactus? 

Las cactáceas requieren un sustrato poroso, arenoso o pedregoso que proporcione mucha aireación y un excelente drenaje.

La mejor tierra para plantar cactus, será una mezcla rica en nutrientes que contenga material inorgánico poroso, para asegurar un buen drenaje, junto con una menor cantidad de material orgánico (Fibra de coco, cascarillas de arroz y musgo de turba) de secado rápido que entreguen agua y nutrientes a las raíces de cactus cuando lo necesiten, pero que luego se seque rápidamente

Abono para cactus

La alimentación del cactus dependerá del sustrato donde viven, es necesario tratar la tierra de cactus con un buen abono, puedes usar extracto de cáscara de banana y cenizas de madera, para aportar potasio y fósforo respectivamente. Se puede realizar añadiendo estos directamente al sustrato o por riego. También puedes utilizar un fertilizante de venta común, como el humus de lombriz y fertilizantes balanceados (10-10-10).

Como sembrar un cactus

  1. Elija una maceta que de tamaño moderado, no muy grande.
  2. Ponga suficiente material de drenaje en el fondo.
  3. Rellénelo aproximadamente con un tercio de su tierra para cactus.
  4. Pruebe el tamaño del cactus (asegúrese de que el cactus no esté demasiado abajo en la maceta ni demasiado alta por encima de la parte superior de la maceta). Centrar el cactus, a menos que sea del tipo que le gusta ir en dirección horizontal, en cuyo caso debe colocarse en un borde.
  5. Ahora, sosteniendo suavemente el cactus donde te gustaría que se quedara, llena todos los espacios entre el cactus y la maceta con el sustrato o tierra elegida para ello.
  6. Presiona suavemente el suelo alrededor de las raíces y agita la maceta para que la tierra se asiente. Si no hay suficiente tierra o si la tierra se acumula, añada más. El suelo se rellena más apretado alrededor de las plantas viejas que alrededor de las plántulas. Deje espacio entre la parte superior de la tierra y la parte superior de la maceta para que haya espacio para el agua.
  7. Riegue el cactus.

Cómo regar un cactus

¡Los cactus se riegan!

Existe la idea errónea de que los cactus y las suculentas sólo requieren una pequeña cantidad de agua. Aunque tienen características de almacenamiento de agua en sus hojas y tallos que les permiten sobrevivir en hábitats secos, ciertamente no prosperarán con poca agua. El riego es una parte esencial de lo bien que crecen sus cactus o suculentas. El exceso de agua frenará el crecimiento, pero el riego bajo hace que se marchite.

Aprende más sobre el riego y cuidado de tus plantas suculentas en este video de Cosas del Jardín:

Trasplantar un cactus

Si  las raíces de sus cactus o suculentas han copado toda la maceta, entonces el mejor momento para trasplantarlos a otra más grande es en la primavera. Siga estas 5 indicaciones para trasplantarlos a otra maceta:

  1. En primer lugar, riegue la planta y deje escurrir antes de sacarla con cuidado de la maceta, usando un papel doblado para proteger sus manos contra las puntas.
  2. Limpie la tierra vieja de las raíces con un palo delgado para no dañar las raíces.
  3. Ponga una capa de sustrato previamente abonado en la nueva maceta, que debe ser un poco más grande en diámetro, y coloque la planta sobre ella.
  4. Rellene el resto de la maceta con el sustrato faltante y compacte un poco.
  5. No regar durante unos días para evitar que las raíces dañadas se pudran y te consigas con tu cactus muerto

Cómo reproducir cactus

propagacion de los cactusHay dos formas principales de reproducir los cactus: a partir de semillas y de esquejes.

Las ventajas de reproducir cactus por semillas, son que usted puede reproducir mucho cactus en un área pequeña, y puede comprar semillas de todo el mundo. Las desventajas  son el tiempo que se tarda en crecer desde la semilla hasta la plántula, para que la reproducción esté lista.

La otra opción es reproducir cactus por esquejes, dejar que se sequen y se vuelven a plantar en contenedores.  Por lo general, usted obtendrá un nuevo cactus de las áreas que corte, limitado sólo por su tiempo de crecimiento.  Esta manera toma más espacio a la hora de reproducir, sin embargo, el crecimiento es más rápido ya que tienen raíces establecidas y un tamaño más maduro.

¿Quiéres saber más sobre los cactus? Veamos más información sobre estas fascinantes plantas:

Partes del cactus

El tronco vertical del cactus forma su tallo. Los tallos de los cactus son similares a otras plantas leñosas en que almacenan y transportan nutrientes y agua al mismo tiempo que apoyan físicamente las diversas estructuras de la planta. El tejido interno del tallo contiene la corteza, un material grueso y suculento que almacena y transporta nutrientes y agua a través de la planta.

El tallo soporta varias características incluyendo los brazos, tubérculos y areolas. Los tubérculos son filas de tejido levantado que sostienen las areolas permitiendo que el cactus se expanda y contraiga a medida que gana y pierde agua.

Partes del cactus

¿Cómo identificar un cactus?

La manera más fácil y a prueba de tontos de saber si algo es un cactus es ver dónde están creciendo las espinas de la planta. Las espinas de los cactus son hojas modificadas, y crecen casi uniformemente de un “órgano” especial único de los cactus llamado areola.

Una areola es una pequeña mancha, generalmente levantada y de apariencia lanosa o peluda (pero no la toques para asegurarte), y cada sección nueva que veas en un cactus crecerá a partir de una. A veces la areola será difícil de ver, ya que puede estar desgastada por los elementos, pero de seguro la distinguiras si sabes lo que estás buscando, y sólo los cactus la tienen.

Hábitat de los cactus

Distribución de los cactusLos cactus crecen y son nativos a lo largo de la mayor parte de las Américas, el límite más meridional de su área de distribución comprende hasta Chile y Argentina. El mayor número de especies se encuentra en el Trópico de Cáncer en México y en el trópico de Capricornio en el sur de Brasil y en Perú en Sudamérica.  Estas zonas reciben abundantes lluvias de verano y de principios de otoño, y experimentan una fuerte y larga sequía durante el “invierno”.

Los únicos cactus posiblemente originarios del Mundo Antiguo son miembros del género Rhipsalis, que se encuentran en África Subsahariana específicamente en Madagascar. Aunque algunas especies de cactus habitan en áreas tropicales o subtropicales, la mayoría viven en regiones secas y están bien adaptadas a ellas.

Es un concepto erróneo que los cactus viven en verdaderos desiertos, donde el terreno es todo arena, los cactus de desierto son solo algunas especies. La mayoría vive en un ambiente arenoso con muy poca tierra, pero suficiente para encontrar algunos nutrientes limitados. Por cómo se adaptan los cactus se encuentran generalmente en regiones semidesérticas y en pastizales secos.

Uno de los beneficios de vivir en una región árida es que los cactus no tienen competencia por la cantidad limitada de nutrientes en el suelo porque la mayoría de las otras plantas no pueden sobrevivir en el duro ambiente. Si el ambiente se vuelve demasiado duro para los cactus, simplemente se vuelven inactivos y vuelven a crecer cuando hay humedad.

¿Para qué sirve el cactus?

Las primeras evidencias del uso de los cactus incluyen pinturas rupestres en la Serra da Capivara en Brasil, y semillas encontradas en antiguos basureros en México y Perú, con fechas estimadas en 11.000 a 8.000 años atrás. Los cazadores y recolectores probablemente recolectaban frutos de cactus en la naturaleza y los llevaban de vuelta a sus campamentos.

La mayoría de las especies de cactus también tienen usos como plantas ornamentales, se cultivan para la decoración, en lugar de para alimentos u otros subproductos. No obstante, también hay algunas especies de cactus comestibles, los que ya explicamos como es el fruto de los cactus opuntias o nopales. También se conocen cactus con propiedades medicinales.

Cactus comestibles

cactus comestibleLos cactus comestibles también se conocen como opuntias o nopales, nopalitos o almohadillas de cactus. Este cactus es popular en México y otros países de América Central, partes de Europa, Oriente Medio, India, África del Norte y Australia. Su popularidad está aumentando en los Estados Unidos, donde se puede encontrar en tiendas de comestibles mexicanas, mercados de productos especializados y mercados de agricultores.

El cactus comestible se caracteriza por sus secciones ovaladas carnosas (típicamente llamadas almohadillas o paletas). Los cactus comestibles están disponibles durante todo el año, con un pico a mediados de la primavera y la mejor temporada desde principios de la primavera hasta finales del otoño. Cuando compre cactus comestibles, elija cactus pequeños, firmes, de color verde pálido y sin arrugas. Asegúrese de escoger cactus que no estén flácidos o secos.

Propiedades del cactus

Hablemos del cactus comestible por excelencia, los nopales y el fruto, han sido utilizados en la medicina tradicional para el tratamiento y la prevención de enfermedades.

Las bondades que aporta el zumo de nopal orgánico comprende la disminución de los niveles de azúcar en la sangre, la curación de heridas y la disminución del colesterol. Pero bien es cierto que las investigaciones en personas sobre el  beneficio del cactus de nopal y su cualidad para tratar o evitar afecciones son escasos, un cúmulo de investigaciones han determinado los beneficios antioxidantes y antiinflamatorias de la planta.

Artículos Recientes